CONTACTO: marcosjordasantacreu@gmail.com
+34 667 70 74 70

Los niños con TEA y el sueño: Estrategias para establecer patrones del sueño

Los niños con TEA y el sueño: Estrategias para establecer patrones del sueño

Los niños con Trastorno del Espectro del Autismo parecen experimentar estos trastornos del sueño más frecuente e intensamente que los niños con un desarrollo normal. Los problemas de sueño de un niño pueden convertirse rápidamente en un desafío para sus padres todos los días. La mayoría de los padres han tenido alguna experiencia con un niño que tiene dificultad para conciliar el sueño, se despierta con frecuencia durante la noche o sólo duerme unas horas cada noche. Las perturbaciones continuas y persistentes del sueño pueden tener un efecto adverso sobre los niños, los padres y otros miembros del hogar.

 

marcos jorda tea asperger

 

¿Cuántas horas necesita dormir mi hijo/a?

Los niños de edad escolar con un desarrollo típico suelen necesitar de 10 a 11 horas de sueño. Sin embargo, algunos niños con TEA parecen necesitar menos ya que el acostar a un niño demasiado temprano para que pueda “dormir más” puede causarle más dificultad para dormirse.

Proporcionar un entorno cómodo para dormir

 

Marcos jorda tea asperger

Es importante crear un entorno de sueño seguro y tranquilo para su hijo. El lugar donde duerma vuestro hijo/a, debe disponer de un lugar que sea solo suyo. Puede ser parte de una cama compartida, o bien la individual, pero debe ser igual todas la noches.

  • LA HABITACIÓN DEBE DE SER CÓMODA. Si la habitación es demasiado oscura, encienda una lamparita tenue y déjela encendida la noche entera. Si entra luz en la habitación de las farolas de la calle o del sol de la mañana, piense en colocar unas cortinas más gruesas para cubrir las ventanas. Considere si su hijo está demasiado caliente o demasiado frío. Recuerde que el sentido de la temperatura de su hijo/a puede ser diferente a la suya.
  • LA HABITACIÓN SIN SONIDOS EN LA NOCHE. Por la noche, cuando se trata de relajarse y conciliar el sueño, los ruidos que su hijo escucha pueden ser abrumadores e imposibles para que el niño los filtre. Estos ruidos, como el agua corriente o un rasguño de animales pueden no afectarle a usted u otros miembros del hogar, pero pueden alterar a un niño/a con TEA. A veces, un ventilador, el filtro del aire, o una música muy suave en la habitación pueden ayudar a enmascarar otros ruidos y proporcionar una gran consistencia para el niño/a.
  • EL ENTORNO DE LA HABITACIÓN. Es posible que los niños/as con TEA estén más conscientes de ruidos nocturnos que no molesten a otros niños. Algunos sonidos como el correr del agua u otros sonidos del hogar, pueden dificultar el sueño en estos niños. Además pueden tener dificultades con las texturas de los pijamas o de la ropa de la cama. Es importante adaptar el entorno que puede afectar a su hijo/a.

 

Establecer hábitos regulares para la hora de dormir

marcos jorda tea asperger

Establecer hábitos preparatorios para la hora de acostarse que sean breves, previsibles y esperados. Una rutina eficaz le enseñará a su hijo/a a relajarse y a prepararse para dormir. La rutina debe de incluir actividades que regulen a su hijo/a ya que le proporcionará una seguridad cada noche.

La rutina preparatoria debe iniciarse entre 15 y 30 minutos antes de la hora establecida de irse a dormir. Los niños más pequeños requerirán una rutina más breve y la duración aumentará conforme vaya siendo más mayor, no excediendo más de 60 minutos.

 

¿Cómo mejorar la rutina nocturna de nuestro hijo/a?

marcos jorda tea asperger

Debe de realizarse en un ambiente regulado de la habitación del niño.

La rutina establecida debe de ocurrir en el mismo orden cada noche, así su hijo/a se sentirá más regulado.

Los niños pequeños con TEA pueden beneficiarse de tener un listado de tareas  de forma visual para ayudarles a recordar cada paso de la rutina. Esto ayudará a comprender que su rutina nocturna se tratará de los mismos sucesos, en el mismo orden, cada noche.

Muy importante saber que actividades regulan a vuestro hijo, y cuales lo pueden estimular. Aquellas actividades que lo regulen deben de integrarse a la rutina preparatoria, mientras que las que lo estimulen deben adelantarse a una hora más temprana.

 

La importancia de un horario regulador

marcos jorda tea asperger

ESTABLECER UNA HORA DETERMINADA PARA IRSE A DORMIR. En lo posible, teniendo en cuenta los imprevistos diarios, su hijo/a debe tener una hora de irse a dormir y de despertarse que sea igual los 7 días de la semana. Escoja una hora para acostar a su hijo/a que sea adecuada para su edad. Si el horario de su hijo tiene que cambiar debido a alguna actividad nueva o algún evento familiar, procure fijar dicho imprevisto en el sueño de su hijo.

Conforme crezcan, se acostarán más tarde conforme se hagan mayores, pero siempre debe fijar una hora que le permita dormir suficientes horas cada noche. Los niños mayores empezarán a acostare más tarde y a levantarse más tarde los fines de semana. Hay que ser constante y tratar que no varíen su hora de acostarse/levantarse en más de una hora durante el fin de semana.

Aunque su hijo a veces se acueste tarde, debe mantener la misma hora de despertar, o un máximo de una hora más tarde de la hora normal. A pesar que le parezca mejor dejar que su hijo duerma hasta más tarde para recuperar el sueño, cuanto más regular sea su hora de despertar, mejor descansará.

 

La importancia de aprender a dormir solos

marcos jorda tea asperger

Tanto los niños como los adultos se despiertan naturalmente varias veces cada noche. Cada vez que nos despertamos, solemos revisar nuestro entorno y nos volvemos a dormir rápidamente. Estos despertares son tan breves que no solemos recordarlos por la mañana.

Es muy común que los niños con TEA tengan dificultad para conciliar el sueño, el dormir por unas horas a la vez  o mantener el sueño sin despertarse frecuentemente durante la noche. Estos malos hábitos de sueño son fáciles de crear y pueden ser extremadamente difíciles de cambiar. Una cuestión que todavía no se ha abordado es la costumbre de dormir con el niño/a.

Del mismo modo que se ha enseñado a sus hijos/as a dormirse siguiendo unas instrucciones, también deberá enseñarles a dormirse solos. Esta tarea debe hacerla paulatinamente de forma progresiva, sobre un periodo de varias semanas.

Si normalmente se acuesta sobre la cama de su hijo a su hora de dormir, podría cambiar su costumbre sentándose en la cama durante varias noches, y luego en una silla cerca de la cama. Siga sentándose en la silla, pero vaya alejándola de la cama un poco más cada noche, hasta que se encuentre fuera de la habitación, y no exista ya contacto visual con su hijo. Mientras haga estos cambios, reduzca la atención que le presta a su hijo/a disminuyendo la conversación, las expresiones de la cara, y el contacto visual.

Si su hijo está alterado y no duerme al encontrarse usted fuera del cuarto, puede esperar unos minutos, y luego volver a entrar para comprobar que todo esté bien. Haga una entrada breve (menos de un minuto), y limítese a hacer un contacto físico o verbal muy breve (por ejemplo, un abrazo rápido). Suavemente pero con firmeza, dígale a su hijo, “Es hora de dormirse. Todo está bien. Buenas noches,” y salga de la habitación.

Si necesita volver a entrar en el cuarto, espere un poco más cada vez que tenga que hacerlo, y procure que sus interacciones con su hijo sean breves. Una vez que su hijo consiga dormirse solo, puede emplear las mismas técnicas si se despierta durante la noche o muy temprano en la mañana.

 

marcos jorda tea asperger

En definitiva, las variables ambientales, la planificación consistente de una rutina y un método de entrenamiento del sueño pueden mejorar la calidad de vida de toda la familia. Puede tomar tiempo establecer dichos patrones de sueño sobre todo si se trata de cambiar un problema muy arraigado. Las familias con frecuencia tienen problemas para hacer del dormir una prioridad, pero es una prioridad por la que merece la pena el esfuerzo.

Y como cierre, me gustaría recordarles que nuestros temores no nos impidan perseguir nuestras esperanzas en conseguir nuestro mayor sueño: la felicidad de nuestros hijos.

2 comentarios - Deja un comentario
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *